Seguro que conoces a alguna de estas personas motivadas - o quizás incluso eres tú mismo - que siempre tienen energía, que no se rinden nunca, que siempre están de buen humor y parece que se van a comer el mundo. Qué envidia (de la buena), ¿verdad?

La motivación es el motor que nos impulsa a conseguir nuestros sueños, aumenta nuestro desempeño y nos facilita la consecución de metas. Nos permite iniciar las acciones necesarias para dirigirnos a nuestros fines, y persistir en ellas. Como consecuencia, refuerza nuestra autoestima y nuestra autocreencia, es decir, nuestra capacidad de creer en nosotros mismos.

La motivación es un estado interno al que podemos acceder todos nosotros. Fijarnos en las características comunes que tienen las personas motivadas puede ayudarte a identificar qué rasgos y actitudes tienes que fortalecer para llegar a ser una persona motivada.

Sigue leyendo para conocer qué 7 características tienen en común las personas motivadas.

1. Tienen claras sus metas

Las personas motivadas saben lo que quieren. Tienen una visión clara acerca del escenario que quieren construir. Y saben lo que quieren porque saben escucharse. Más allá de lo que deben o tienen que hacer, saben lo que quieren ellas mismas, por ellas y para ellas.

Sin esa visión, sin ese objetivo claro, la motivación no nos lleva a ningún lugar y la acabamos perdiendo. Además, cuanto más clara sea esa visión, más fácil será mantener la vista en ella y seguir enfocados en eso hasta conseguirlo.

2. Piensan en positivo

Una mentalidad positiva es un aspecto básico de las personas motivadas. Creer que realmente podemos conseguir eso que nos proponemos nos acerca aún más a nuestro objetivo. Porque, si creyésemos que no podemos, ¿para qué íbamos a intentarlo?

Pensar en positivo también se entrena. Se trata de fijarse más en los recursos que tenemos y no tanto en nuestras carencias. O ver las carencias como oportunidades de mejora. Desarrollar también la confianza y aprender a ver la parte positiva de cualquier situación o persona.

3. Aprenden continuamente

Para avanzar hay que mantener una actitud de mejora continua. Aprender nuevas habilidades siempre ayuda a ir más y más lejos. El aprendizaje nos mantiene ágiles, despiertos y, como no, motivados. Favorece también nuestra flexibilidad y capacidad de adaptación a los cambios.

4. Salen de su zona de confort

Salir de la zona de confort está relacionado con el aprendizaje, es donde se encuentra nuestra zona de aprendizaje. Si hacemos las cosas como siempre las hemos hecho, obtendremos los mismos resultados de siempre. Salir de la zona de confort, enfrentarse a retos, explorar nuevas alternativas, todo ello ayuda a ver avance y a seguir manteniendo esa motivación tan necesaria para alcanzar todo lo que nos propongamos.

5. No se rinden

Las personas motivadas también sufren pequeñas derrotas, y no todos les sale como ellas esperaban. La diferencia entre las personas motivadas y las que no lo son, es que las primeras no se rinden ni abandonan a la primera de cambio. Saben que el camino será difícil, y que tendrán que sortear los obstáculos que se encuentren. Pero no se desaniman y siguen hacia adelante.

6. Celebran sus éxitos

Celebrar los éxitos alimenta la motivación. Si siempre estamos avanzando con el viento en contra y no nos acostumbramos a saborear los pequeños éxitos que tenemos, acabamos con la sensación de que por mucho que hagamos nunca es suficiente y puede llegar a agotarnos. Es necesario pararse y reconocer todo lo que hemos conseguido hasta el momento, y celebrarlo como las victorias que ya son, sin quitarles mérito. Además, si nos somos capaces de disfrutar del camino y saborear estas pequeñas victorias, posiblemente tampoco seamos capaces de disfrutar cuando consigamos nuestro gran objetivo, y nos pasemos la vida de meta en meta, siempre ansiando algo que no tenemos.

7. Se rodean de gente motivada

¿Has escuchado eso de que somos la suma de las 5 personas con las que más nos relacionamos? Es muy difícil ser una persona motivada si estás rodeada de gente pesimista, conformista, que sigue la corriente, no sabe lo que quiere, que tiene actitud de víctima. Todo se pega. ¿Cómo cambia el panorama si nos rodeamos de otra gente motivada? Las personas motivadas transmiten entusiasmo, te animan con tus proyectos y tus sueños. Siempre tienen buenas palabras y buenos consejos. Están ahí para que no decaigamos cuando algo nos sale mal.

Conclusión sobre las personas motivadas

La verdadera motivación nace de dentro, de mirar hacia nuestro interior y ver qué es lo que realmente queremos, cómo queremos vivir nuestra vida. A partir de ahí se trata de construir una mentalidad que nos dirija a esa consecución de nuestros sueños, de avanzar, no rendirse e ir a por todas. Celebrar los pequeños éxitos y rodearse de gente motivada son estímulos externos que hacen que nos resulte más sencillo mantener esa motivación.

La motivación es clave. Si puedes mantener un alto nivel de automotivación, serás capaz de hacer grandes cosas en tu carrera.

Cristiano Ronaldo

Las personas motivadas no nacen, se hacen. Y con estos 7 ingredientes todas podemos conseguirlo.

Y tú, ¿eres una persona motivada? ¡Deja tu comentario!

Siguiente artículo: 3 creencias limitantes en el mundo laboral y cómo te están frenando